El diablo está en los detalles… ¡Y en los pictogramas!

Por Claire LE MEUR, DG de Blue Bees.

El capítulo de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio acaba de cerrarse.

Durante la Ceremonia de Inauguración, los Juegos Olímpicos pusieron especial cuidado en la presentación de sus pictogramas olímpicos, dando un tiempo específico a su presentación “en vivo”.

Creados por el diseñador japonés Masaaki Hiromura, los 50 diseños (producidos por un equipo de diseñadores que trabajaron en el proyecto durante dos años) se presentaron uno a uno, gracias a una “animación humana” imaginada por HIRO-PON, un artista japonés de comedia muda y miembro de la compañía Gamarjobat.

Los pictogramas deportivos oficiales de los Juegos Olímpicos tienen una gran importancia y se utilizan en muchos ámbitos: señalización en las sedes de la competición, decoración en la capital anfitriona, productos con licencia, carteles, entradas, guías, etc.

¿Qué es un pictograma?

Formado por el latín picto (pintado) y el griego gramma (letra o escritura), un pictograma es un dibujo esquemático destinado a ser tan fácilmente identificable como una letra del alfabeto y utilizado con fines de comunicación. Los pictogramas no sólo se encuentran en las aplicaciones móviles y los sitios web. Están por todas partes. Las señales de tráfico o los símbolos de los envases, por ejemplo, funcionan según este principio…

Para que conste, los pictogramas olímpicos nacieron en realidad en 1964… ¡en Tokio! La explicación es muy sencilla: los japoneses se enfrentaban a un grave problema lingüístico, ya que nadie hablaba japonés fuera de Japón. El problema era encontrar un sistema de comunicación no verbal que funcionara para todo el mundo y fuera inteligible inmediatamente. Sin embargo, el ilustrador y escritor suizo Marcus Osterwalder afirma que “hacer símbolos que no son letras, sino ilustraciones gráficas que todo el mundo puede entender, viene de lejos. Encontré pequeños pictogramas presentes en los Juegos de Estocolmo de 1912, en los Juegos de París de 1924 y en otros Juegos posteriores, pero todavía no ofrecían la visión tan sencilla y clara que conocemos hoy.”

Sin embargo, el origen del pictograma es mucho más antiguo. Los primeros de este tipo datan de alrededor del 30 000 A.C. Son signos pictóricos en forma de pinturas murales encontrados en el interior de la cueva de Lascaux, en Francia. Aunque todavía no se sabe por qué se pintaron estas 6.000 imágenes, una cosa es segura: pretendían comunicar un mensaje específico. Hoy en día, sigue existiendo una lengua derivada de los signos pictóricos: el chino.

Pero, ¿por qué dar tanto crédito a un pictograma? ¿Por qué poner tanto cuidado en personalizarlo? ¿Por qué cada país anfitrión de los Juegos Olímpicos se toma la molestia de crear sus propios símbolos? Sobre todo porque ahora es fácil encontrar pictogramas “ya hechos” y listos para usar en Internet… Aunque el objetivo principal de un pictograma es facilitar la navegación en un sitio web o una aplicación, también es un elemento de diferenciación y una firma de marca. Al igual que un logotipo o una línea de base, es una parte integral de la carta gráfica. Le permite firmar un territorio de marca y distinguirse de la competencia.

Por eso, dentro del grupo Fifty Bees, todos nuestros pictogramas son únicos, salidos de la imaginación de Joël Alessandra, autor de cómics y novelas gráficas. Y lo que hemos creado para nosotros, podemos hacerlo para ti… Así que, si quieres rehacer tu carta gráfica, desarrollar tu logotipo o crear tus pictogramas, ¡ya sabes lo que tienes que hacer!

Nos vemos pronto 😉